“72h…Y VALENCIA FUE LA CIUDAD”: UN DOCUMENTAL CON IMÁGENES INÉDITAS, UNA RETROSPECTIVA A UNA DÉCADA SOBRE LAS DISCOTECAS VALENCIANAS DE LOS AÑOS 80 Y 90.

Dirigido por Juan Carlos García y Óscar Montón, con un material audiovisual inédito y único, “72h” aborda en 52 minutos la historia de las discotecas valencianas en la década de los 80 y los 90, que posteriormente declinarían en la denostada “ruta del bakalao”.

Con más de 25 entrevistas y partiendo de una base de más de 80 horas de material de archivo, Óscar Montón y Juan Carlos García ilustran este fenómeno que se dio en Valencia durante varios años y que vivió su período más intenso entre 1984 y 1995.

Los autores hilan su argumento en entrevistas realizadas a los propios protagonistas de aquellos años, que narran en exclusiva sus vivencias, sus experiencias, sus anécdotas… Entre los testimonios se encuentran personajes relevantes como los cantantes Loquillo o Enrique Bunbury, el diseñador Francis Montesinos, el artista Pistolo Eliza o los discjockeys Kike Jaén, Fran Lenaers o Carlos Simó, entre otros.

Más de 25 entrevistados que recuerdan aquella época, en muchos casos con nostalgia, y hablan de la que en aquel momento fue su filosofía de vida sin tapujos, sin vergüenza,… sin sensacionalismos.

Se trata de un documento único, por el material de archivo videográfico utilizado, inédito, y por estar lleno de matices. Abarca desde el origen del fenómeno, más vinculado al mundo artístico de lo que la gente cree, hasta su desaparición; desde el porqué de su denominación hasta su influencia en el resto de España, sin olvidar otros aspectos tan importantes como la alarma social que creó debido al uso de las drogas lúdicas, a los horarios o al peligro de las carreteras.


Bueno, pues por fin está a la venta (fnac, media markt y corte inglés) para todo el mundo el DVD del esperado documental. Además incluye dos CD’s con música de los 80 y 90 que se pinchó en Valencia en aquellos tiempos y que sirve como banda sonora del docu, y también extras como un “making of” e imágenes de flyers y de las portadas de los singles que aparecen en la banda sonora.

La verdad es que vale su peso en oro. Hay declaraciones e imágenes que me han puesto la carne de gallina. Sin embargo, creo que debería haberse centrado aún más en la parte underground ochentera de lo que ya lo hace, y haber hablado menos de la parte más conocida, de lo que ya se sabe bastante, para que quede bien palpable que hubo un movimiento musical de clubs muy importante y muy creativo musical y culturalmente hablando, con mucho mestizaje y eclecticismo musical, y que duró incluso más años que la archifamosa Ruta del Bakalao, que fue la etapa más comercial del movimiento. Porque por desgracia hoy en día los chavales jóvenes cuando hablan de todo aquello hablan de drogas a punta pala y música mala.

También creo que Blanco y Negro no ha estado del todo acertado al colocarle la banda sonora. A veces salían imágenes de alrededor del 88 y sonaba música del 92. Pero por lo demás, un documental imprescindible.

Creo que el lanzamiento a la venta de este docu se merece, como mínimo, un hueco en la sección noticias. Hasta en las noticias de Antena3 lo han sacado, en plan sensacionalista, como no podría ser de otra manera en esta cadena.