Según acaban de informar diferentes agencias de prensa nacionales agentes de la Policía Nacional detuvieron a tres hombres de nacionalidad rumana en Madrid y Barcelona en relación a la muerte del DJ peruano Jorge Luis Sevilla, conocido como ‘Cocó Cielo’, que se produjo en su domicilio de Madrid. Según informó la Policía en un comunicado, dos de los arrestos tuvieron lugar en Barcelona, y el tercero fue efectuado en Madrid.

El móvil del crimen fue, al parecer, el robo. En la investigación han participado agentes de las Brigadas Provinciales de Policía Judicial de Madrid y Barcelona.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del día 28 de septiembre en el domicilio de la víctima, de 40 años de edad. Su compañera de piso fue quien alertó a los servicios de emergencia tras llegar al inmueble y encontrar el cadáver tendido en el suelo del salón.

Cuando llegaron al lugar “los agentes del 091 pudieron verificar que el cuerpo se encontraba rodeado de un gran charco de sangre, semidesnudo y con las manos atadas a la espalda”, explica la nota emitida.

Acto seguido se personaron en el domicilio los especialistas de la Brigada de Policía Judicial y de la Policía Científica para realizar una minuciosa inspección ocular al objeto de recabar pruebas que permitieran localizar a los autores.

Según los agentes, los primeros datos apuntaban a que el fallecimiento podría deberse a un traumatismo, puesto que presentaba diversos golpes en la cabeza.

Tras entrevistarse con los vecinos y posibles testigos, los investigadores pudieron reconstruir lo sucedido en los últimos momentos de la víctima. Al parecer, el fallecido conoció en las proximidades de la Puerta del Sol a un hombre de origen rumano a quien invitó a subir a su domicilio. Después, otro joven amigo suyo de la misma nacionalidad, con el que había contactado telefónicamente, llegó a la casa.

Una vez en el domicilio, y tras golpearle en la cabeza, le dejaron maniatado y abandonaron el domicilio para dirigirse hacia una estación de autobuses, desde la que huyeron hacia Barcelona.

Tras intensas gestiones, los investigadores lograron determinar la identidad de tres personas relacionadas con el crimen. El primero, E.S., nacido en Rumanía y de 36 años, fue arrestado en Madrid una semana después. Dos días más tarde fueron detenidos en Barcelona F.R. y V.D.G., de 24 y 31 años respectivamente y de la misma nacionalidad.

El reloj del fallecido ha sido recuperado en una casa de compra-venta de Barcelona.

El comunicado subraya que la Policía “resuelve la mayoría de los homicidios en espacios de tiempo muy cortos”. De hecho, indica, en lo que va de año ha resuelto ya el 93,8 por ciento de los homicidios cometidos en España, un dato “ligeramente superior” al correspondiente al mismo periodo del año pasado, en el que se esclarecieron un 93,46 por ciento. “Es decir, cifras muy próximas al 100 por ciento”, afirma la nota.

Información sacada de: www.klubbers.com